domingo, 26 de septiembre de 2010

Los mismos derechos sanitarios para todos los españoles.

La Organización Mundial de la Salud establece que el número de camas por cada mil habitantes debe situarse entre ocho y diez. La Sanidad española se encuentra lejos de cubrir ese objetivo. La red sanitaria española no ha crecido ni al compás del incremento de población, fundamentalmente debido a la inmigración, ni en función de las necesidades de una población envejecida.

Los esfuerzos realizados, en los últimos años, a nivel estatal y autonómico, para mejorar las infraestructuras sanitarias no han conseguido cubrir unas necesidades en expansión. Los españoles tienen la sensación de que los servicios que se ponen en marcha quedan desbordados a los pocos días. Las reiteradas promesas electorales de acabar con las afamadas “listas de espera”, de acercar los servicios al ciudadano, de ampliar las coberturas, quedan siempre muy por debajo de los objetivos trazados. Los problemas de falta de desarrollo de nuevas infraestructuras sanitarias, de financiación, de gestión, de optimización y de adecuación a la realidad de la demanda, son comunes.

La falta de visión de Estado a la hora de realizar las transferencias ha hecho que los Sistemas Sanitarios Autonómicos presenten importantes diferencias que el ciudadano percibe en la atención que recibe. La falta de una “Carta de Derechos Sanitarios”, que iguale las prestaciones en toda España y las dificultades de cohesión a la hora de establecer las transferencias dañan el sistema sanitario español; por ello es necesario que el Estado, para garantizar la igualdad de todos los españoles, recupere competencias en materia sanitaria.

AES defenderá la igualdad de prestaciones sanitarias en toda España y la constante mejora del Sistema Sanitario Español.

AES impulsará la medicina preventiva creando planes para la utilización del diagnóstico precoz.

AES propondrá la creación del “cheque sanitario”, que cubrirá el 100% del coste, para aquellos casos en los que la asistencia, de diagnóstico o quirúrgica del sistema público de salud, se demore más de quince días. Este recurso dará al paciente el derecho y la posibilidad de recurrir a cualquier centro privado provisto de los medios necesarios para prestar los servicios demandados. Esta medida contribuirá a mejorar la atención sanitaria y a paliar los colapsos hospitalarios.

AES introducirá la desgravación fiscal para quienes recurran a la sanidad privada.

AES promoverá políticas específicas para enfermos de larga duración o terminales. Apoyará una política de conciertos con entidades privadas, en régimen de concesión, para la creación de Centros Asistenciales que permitan a las familias dar una asistencia digna, profesional y adecuada a la enfermedad del paciente; eliminado así la situación de desamparo en que quedan muchos enfermos sin recursos.

AES llevará a los ayuntamientos la promoción de Centros Asistidos para Mayores, subvencionados hasta en un 90% de su capacidad y explotados en régimen de concesión. Se realizarán en terrenos propiedad del Ayuntamiento y con derecho a reversión del suelo al término del plazo concesional.

AES demandará el incremento de las plantillas de Asistentes Sociales. Con ello se dará respuesta tanto al crecimiento demográfico como a las necesidades de asistencia de nuestros mayores. Todo el equipamiento y material parafarmacéutico (camas especiales, sillas, pañales, adecuación de la instalaciones sanitarias…) para los mayores de sesenta y cinco años y discapacitados será subvencionado por el Ayuntamiento en un 99% de su valor. Al mismo tiempo incentivará la creación de centros privados, con conciertos asistenciales, para terapias de rehabilitación. Igualmente se otorgarán apoyos públicos a la puesta en marcha de centros concertados de ayuda a la Tercera Edad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario